15 de junio de 2009

Bodegas Rosell

Las Bodegas Rosell es una tasca castiza situada en el también tradicional barrio de Delicias, más concretamente en la C/ General Lacy 14. Para poder situaros mejor pongo el mapita de Google:



Como se puede ver en esta foto la fachada del restaurante está decorada con azulejos y el interior se encuentra repleto de objetos antiguos, las paredes son del típico color amarillo de las tabernas madrileñas. Es bastante recomendable reservar, puesto que cuando nosotros llegamos había bastante gente de pie, esperando, y la mayoría de mesas tenían el cartelito de "Reservado". También son típicas las mesas y sillas de madera.


Pongo también una instantánea de las cartas. Por dentro, obviamente, son iguales pero me resultó curiosa la distinción en las portadas. Comentar también de la carta que era bastante extensa, casi todo a base de raciones, aunque creo recordar que había algún plato fuerte de carne y/o pescado.


A esta taberna íbamos expresamente por el salmorejo (uno de mis platos preferidos, y de mi madre también). Así que ni cortos ni perezosos nos pedimos un tazón para cada uno, como se puede ver con su huevo duro y sus tacos de jamón. Claramente con un tazón para compartir hubiera bastado porque era bastante denso y acababas muy lleno. La ensalada también era abundante y estaba buena.


 
 
Como segundos platos pedimos otras 3 raciones para compartir. Unas setas empanadas con alioli que me sorprendieron puesto que resultaron bastante ligeras para lo que suele ser habitual. Una tosta de solomillo con foie (aunque en la cuenta ponga con brie), muy sabrosa. Y una ración de bacalao Rosell, que era bacalao desalado marinado con aceite, ajo y guindillas, que le daban un sabor especial (como el que tiene Sevilla).
 

Ya para terminar pedimos un par de postres que fueron sopa de fresón con helado de queso Idiazábal y helado de yogur búlgaro. El segundo estaba bastante bueno pero el de la sopa de fresón estaba un pelín derretido. De todos modos, el contraste del queso con el fresón resultaba sorprendente y agradable.



El servicio fue en todo momento muy correcto y nos trajeron los platos casi sin demora alguna. Os pondré una foto de la cuenta para que tengáis referencia del precio de cada uno de los platos y las bebidas.



Como comentario final pues decir que es una típica taberna madrileña, amén del apellido, en la que la calidad prima por encima de todo y donde sales muy satisfecho a un precio razonable.

Dirección - Teléfono: Calle General Lacy 14 - 91 467 84 58

Puntuación sobre 10 puntos:

  • Variedad de la carta: 8
  • Calidad de la comida: 9
  • Originalidad de la comida: 7
  • Servicio: 8
  • Decoración del restaurante: 7
  • Situación: 7
  • Calidad / precio: 9
  • TOTAL: 8

3 comentarios:

  1. Ole ese salmorejo!

    Muy buena pinta las raciones, di que si... habrá que catarlo!

    ResponderEliminar
  2. La calidad de los vinos es indiscutible ¡pero! aunque las tapas son variadas estas son de dudosa calidad, al menos sus ingredientes, también son escasos los contenidos de las mismas.
    El encargado, como que está chaveta, al mínimo comentario que hagas directamente te echa, como lo hace con sus empleados que trabajan atemorizados. La rotación de estos a veces es de dias. Incluso a los clientes he visto como loes echaba por discutirle educadamente al encargado cualquier aspecto.
    ¡Yo al menos no vuelvo, y menos acompañado de clientes!

    ResponderEliminar
  3. Espero que no te atrevas a visitar el restaurante La Nova... Todo un ejemplo de buen servicio y trato agradable.

    ResponderEliminar

Nos interesa conocer tu opinión. Deja aquí tu comentario!!